27 de mayo de 2017

Sábado...

Ahí va la frase escogida para este fin de semana chicas...
"No esperéis a que alguien os traiga flores, plantad vuestro propio jardín para decorar así vuestra alma"

A veces esperamos y esperamos a que las cosas que tanto deseamos nos vengan por si solas y nos llega la desesperanza y el desanimo. Pero si somos nosotras mismas las que nos ponemos manos a la obra, con energía, con ganas, con desafío infinito y con tremendo coraje, entonces llegan sin apenas darnos cuenta. Habremos conseguido entonces ese propio jardín repleto de sueños realizados, deseos cumplidos y metas conseguidas.
Y ya sabéis chicas la ilusión que nos hace a todas ver ante nosotras ese vergel bellísimo tantísimas veces imaginado...
¿Decoramos juntas nuestra alma?...
¡Feliz finde preciosasssssss!

25 de mayo de 2017

Curso de coleos para reproducir...

Hola vergelianas, por aquí me tenéis hoy de auténtica profesora jardinera para realizaros el prometido curso de reproducción de coleos. En primerísima fila veo sentadas a mis incondicionales alumnas que se apuntaron raudas a tal evento. Estrella, Ximena, María Bracaccini, Lavanda, Brisita, Marien, Rosa María Gandarias, Alicia, Pili Fleitas, Pili, Nieves Vázquez, Ana Gómez y Aide. Ellas tienen bien abiertos los ojos para no perderse detalle...
Os anuncio que obtener pequeñas nuevas plantitas de coleos es sumamente, sencillo, rápido y muy agradecido. Yo no lo supe hasta que un buen día nuestra María Bracaccini me lo explicó desde su querida Miami. Le doy las gracias por ello, por haberme dado el placer de llenar mis interiores con semejantes maravillosas plantas....
Escuchad chicas, solo necesitamos para ello un vasito de cristal transparente lleno de agua...
En el que sumergiremos por días un gajo cortado de la planta madre de coleo que tengamos. Con el paso de las semanas nos daremos cuenta que ha echado montones de pequeñas raíces blancas...
Será entonces el momento idóneo para replantar ese brote que enraizará sin ningún problema...
Escojemos para ello un bonito macetero, yo tengo tantos, algún día os explicaré mi obsesión por ellos...
 Lo llenamos de buena tierra e introducimos bien abajo el gajo de coleo. Siempre con cuidado, sus hojas son tan tiernas que se desprenden con facilidad...
 Después solo nos queda regarlo en profundidad, sin miedo, los coleos son amantes del agua, más aún acabados de plantar...
 Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhh, chicas, ¿no me digáis que no ha sido fácil reproducirlo?. Ya veréis que con el paso de los días le van brotando más hojitas pequeñas en lo alto, señal inequívoca de que ha enraizado perfectamente, contando ya con una nueva planta que poder lucir en nuestros interiores...
¿En el interior os preguntaréis todas, si desde siempre los hemos visto en patios y terrazas?. Pues si chicas, a mi, los coleos donde mejor se me desarrollan es dentro de casa. Mirad que mini jardín me he ido montando repleto de color, variedad y viveza...
La más alta de todas es la llamada madre de la cual he ido cortando nuevos brotes para replantarlos fácilmente...
Y todas las demás mucho más pequeñitas son las nuevas plantitas que poco a poco se van repoblando de finas hojas hasta conseguir hacerse grandes y maravillosas. Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que por ahí asoma nuestra Yaiza, ajena por completo al curso de jardinería, debemos perdonarla, lo suyo no son las flores, ella solo desea dormitar tranquila acurrucada en el sofá...
Mucha luz chicas, anotadlo bien, sin sol directo que pueda quemarlas, bastante riego al ser casi verano y nada de pulverizaciones, sus hojas son vellosas y se podrían secar...
Yo acabo de abonarlas con unas bolitas azules de la marca "Compost", les irá de maravilla para nutrirse y crecer imparables...
Muchas de vosotras me habéis comentado que los coleos os traen recuerdos de vuestra infancia porque vuestras abuelas los tenían en el patio o en los alfeizares de las mismas ventanas. A Víctor le pasa lo mismo, siempre le ha gustado tenerlos en casa, tal vez porque convivió con ellos cuando era un niño, siempre había uno en algún rincón de aquel patio cordobés de la casa de su abuela Delfina...
Quizás ha sido él quien me ha transmitido su amor por ellos, aunque no ha hecho falta insistirme demasiado. Para mi son plantas adictivas por su enorme variedad de colores, son casi infinitas y siempre encuentro una diferente en el puesto de flores de mi incondicional mercado semanal...
Me apasionan las de hojas rojas...
Son totalmente impactantes...
Las variegadas resultan especiales, son las clásicas, las de toda la vida, las que compraban nuestras madres y nuestras abuelas...

También las hay rosadas...
Románticas y luminosas...
Y hasta amarillas con sus puntas granates...
Diferentes y escogidas porque casi nunca se encuentran...
Crecen todas ellos rapídisimo, cuando menos lo esperamos se convierten en mini arbolitos de largo tallo...
Con enormes hojas desbordantes...
Yo como inspiradora que soy he llegado a crear hasta arreglos variados en los que los pequeños gajos de estos coleos forman parte de ellos...
Mezclados en este macetero de porcelana con suculentas variadas se crea un pequeño jardín de lo más llamativo...
El verde de las crasas y los rojizos coleos, junto a un blanco Buda, es el mejor arreglo para colocar en el mismo despacho...
Siguiendo la misma técnica anterior, en cuanto el gajo tenga raíces a plantarlo en cualquier recipiente pudiéndolo combinar con hiedras, suculentas, cactus, begonias africanas florecidas y hasta con mini kalancoes en cualquier color...
Uiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que Troll levanta su cabecita, creo que está más interesado en el curso jardinero que Yaiza. Por lo menos permanece atento mientra os explico todo el largo proceso...
No sé yo chicas si me gustan más los coleos agrupados con otras plantas en centros decorativos...
O simplemente solos y plantados en coquetos maceteros...
Como se me da también reproducirlos y es tan sumamente fácil, voy a volver a llenar mi vasito de cristal...
Le cortaré otro gajito a la madre con cuidado...
Para sumergirlo en el agua, eso si, junto a esas bolitas de florecillas lilas silvestres que también le quedan...
Así mientras espero a que crezcan sus blancas raíces, decorarán como ramillete natural el sobre de mi mesa...
Inmejorable forma decorativa de propagar estos adictivos coleos que ya me tienen enganchadísima...
¿Y ahora qué vergelianas?, quien es capaz de decir que no existen  mini jardines interiores. El mío todo elaborado con la misma variedad, pero con diferentes tonalidades...
Bien agrupadas, dentro de envases distintos, a diferentes alturas y a un coste cero porque para eso estamos nosotras, mujeres jardineras de alto nivel, capaces de producir nuestras propias plantas con las que embellecer nuestras casas...
Ahora chicas, con este curso intensivo de coleos, ya no tenéis excusa para presumir de los vuestros propios, después si se os multiplican por mil, siempre podéis como yo, regalarlos a vuestras amigas que sé de buena tinta que os lo agradecerán infinitamente...
Como yo os agradezco a todas vuestra asistencia de hoy, nada más gratificante que desvelaros con enorme ilusión mis pequeños secretos de jardín con los que ganar todas, en sabiduría, aprendizaje y amor por nuestras queridas plantas...
Presumiendo de mis coleos variegados ...
¡Feliz jueves!

24 de mayo de 2017

Miércoles de recordatorio...

Solo quería pasar por aquí para deciros que mañana os espero a todas en el cursillo de reproducción de coleos. Os va a encantar, estoy segura. Tengo a unas cuantas vergelianas ya inscritas, pero me gustaría que fueráis muchas más. Así que la lista sigue abierta, animaros, pasaros por la ventana y apuntaros, siempre es un placer vergeliano adentrarse juntas en el mundo jardinero y aprender, de la mano, nuevas formas de crear con nuestras propias manos, nuevas plantas con las que embellecer nuestros hogares.
He escogido estas instantáneas para este miércoles, nuevamente de mi gran vergel, porque en él ha nacido una inmensa flor blanca...
 Acercáos todas, mirad hacia lo alto del Magnolio...
 Entre hojas verdes de hiedra, en lo alto de una de las ramas tocando a la celosía se dibuja un capullo de enormes dimensiones...
Ya sabéis que las flores que regalan estos árboles al llegar el calor casi veraniego, son hermosas y totalmente perfumadas...
 El mío después de pasarse todo el invierno enfermo y decaído, ha decido regalarme en este mes de mayo una única flor a puntito de abrir. Una sola chicas, suficiente para agradecerme los cuidados puestos en él para salvarlo y evitar cortarlo de raíz. A veces debemos intentarlo, una y otra vez, insistir con ahínco, no decaer para finalmente llegar a esa recompensa que nos hará totalmente felices. En la jardinería y en la vida misma, la constancia es primordial para llegar allá donde queramos. Quería compartilo con vosotras, esa única flor de mi magnolio que me deja satisfecha...
Agradecido miércoles el de hoy, pero más instructivo será el de mañana jueves en el que pienso adentraros a todas en el magnífico mundo de la reproducción de coleos, esas plantas vistosas y variegadas que tantas de nosotras albergamos en nuestros hogares...
¿Estáis listas y apuntadas ya en mi lista chicas?...
¡Feliz día soleado!

23 de mayo de 2017

¡Feliz semana chicasssssss!...

Hola preciosassssssssssssssssssss, paso un momentito por aquí para desearos un buen comienzo de nueva semana y demostraros que empiezo a tener mi terraza prácticamente blindada. No me queda otra chicas, las temperaturas se alzan casi, casi, veraniegas y mi gran vergel allá en lo alto, necesita de ese toldo sujeto al cenador que le aporte sombra y frescor...  
Recién colocado este mismo fin de semana nos permite a todos subir y relajarnos en esos mullidos sofás. Mis plantas me lo agradecen, sin incidirles directamente el sol, y mis peludos, bueno, mis peludos, a excepción de Troll que ya lo veis tumbado fuera del área de sombra, creo que también van a beneficiarse de esa pérgola tapada. Aunque fijaros como me mira todo pillín, seguro que está pensando para sus adentros perrunos que no hay nada como siestear en pleno mes de mayo recibiendo ese cálido solecito...
¿Qué tal vuestro fin de semana chicas?...Yo entre tareas varias, me detuve por tiempo en la plena jardinería. Aumento de riegos, prevención ya de posibles plagas a causa del calor extremo, abono primaveral y recorte ligero de los jazmines que ya terminaron su abundante floración...
Ahora me voy rauda a prepararos la gran entrada de coleos que hace días os prometí.¿Qué tal os parecen las entradas cortitas que os estoy colando por aquí?. Me permite entrar menos agobiada, no dejaros de ver, contestaros a vuestros comentarios, mantener esta gran familia vergeliana y sobre todo, charlar con vosotras que es lo que más me apasiona de todo. Ya me contaréis...
Pues nada chicas, feliz inicio de semana calurosa, feliz martes de colocación de toldo bajo la pérgola y feliz mes de mayo que sigue su curso entre temperaturas veraniegas y espléndidas floraciones inigualables...
 Por lo menos mis petunias y pensamientos así se alzan alegrándolo todo...
Por cierto, ¿adivináis qué está a puntito de florecerme?...
Besotes amorosos para todasssssssssssssssssssssssss...