22 de marzo de 2017

Un jardín lleno de rosas...

Buenos días de miércoles vergeliano chicas en el que nos trasladamos, no a una gran casa, sino a un gran jardín repleto de montones de rosas. Por qué no solo los hogares se limitan a preciosos interiores, éstos necesitan igualmente prolongarse hacia unos exteriores en los que si somos perfectas vergelianas, se vestirán como se merecen...
¿Qué me decís de semejante jardín preciosas?, ahora más que nunca con la llegada de la primavera no pueden ellos resistirse a explotar en color, es ahora cuando la recompensa dura a tanto trabajo nos regala el más hermoso de sus tesoros que no es otro que árboles verdes, aromáticas perfumadas, flores mil y rincones despertándose en un sinfín de matices...

Pérgola de flores sobre el comedor del jardín
Esta pequeña joya pertenece a Francesca, esa rosa "Senateur La Follete" que envuelve el porche con sus flores carnosas ha sido plantada y cuidada por ella misma. Esta jardinera de los pies a la cabeza ha creado un rincón de deleite  en pleno exterior, ha colocado su mesita y sus taburetes en vivos azules, desplegado un romántico mantel y esparcido cojines entremezclados en alegres colores...
Por aquí asoma ella, luciendo su sombrero de paja, sonriéndonos con dulzura y con enorme cubo de zinc entre sus manos. Ella aprendió de sus rosas poquito a poco y ahora cuenta con más paciencia para entenderlas y cultivarlas... 
Mujer recogiendo sus plantas y poniéndolas sobre una mesa 
Recurre a grabados antiguos para identificar todas sus rosas y he de deciros que la primera que compró de todas ellas, la plantó en su jardín del Empordà hace más de veintisiete años y hoy ya cuenta en sus exteriores con más 127 variedades diferentes, creando con sus colores y aromas rincones mágicos en un vergel cautivador...
Flores en jarrones de cristal junto a un dibujo en acuarela de una flor
Recoge sus rosas a primera hora o al atardecer para evitar las horas más calurosas, le encanta hacer arreglos con ellas que se atreve a colocar en sus mismos exteriores...
Persona podando flores
Corta el tallo en diagonal, cuanta más superficie tiene más se hidrata la planta y así sus rosas en jarrones prolongarán su belleza por más tiempo...
Persona cortando los tallos de los ramos de flores
Fijaros que maravillosa  combinación sobre la mesa del jardín. Una sencilla bandeja donde colocar un jarrón tallado en el que sobresalen rosas amarillas, rosadas y fucsias entremezcladas con ramas de jazmín. A su lado pequeños envases de cristal y cerámica con capullos a puntito de abrir. Imagino el aroma que expanderán esos pétalos caídos sobre el mismo mantel. ¿No os llega la dulce fragancia hasta vosotras chicas?...
Flores en jarrones de diferentes tipo
Vamos a relajarnos en semejante sofá colocado casi en el mismo bosque de Franchesca. Con ese edredón florido a modo de funda se recrea el rincón perfecto para leer, dormitar o dejarse llevar, eso si, envuelto todo ello por el perfume de la "Syringa" y las flores amarillas de la "Banksiae Lutea". Que maravilla de ambiente chicas que encima para nuestro deleite se ve rodeado de coquetas cestas naturales en las que Franchesca ha colocado con suma delicadeza muchas más rosas que contemplar... 
JARDIN banco cubierto con colcha y cojines en medio de un jardin de rosas 1036x1280
Llegada la hora del té nos lo dejamos servir como afortunadas invitadas, las tacitas inglesas no pueden ser más cautivadoras. Flores pintadas en ellas y que se prolongan hasta la ovalada bandeja y a las mismas rosas y pétalos que nuevamente hacen su aparición en las decoraciones especiales de la dueña del jardín
Tazas decoradas con flores de varios colores
Mientras sorbemos ese té de vainilla y chocolate, Franchesca nos alecciona sobre el nombre de sus rosas plantadas con sus mismas manos...
"Neige d'Abril" de suave fragancia y muy resistente...
Rosa Nieve de abril
Rosa "Paul Ricault", sus pétalos sedosos en rosa florecen una vez por temporada...
Rosa Paul Ricault
Rosa "Sueño de oro" de pétalos crema con toques rosados tiene un aroma que nos recuerda al té...
Podríamos seguir y seguir nombrando rosas y más rosas, intentando descifrar cual es la más bella, cual escogeríamos para cortar con sutileza o simplemente con cual nos quedaríamos para plantarla en nuestros pequeños vergeles...
Rosa Sueño de oro
Hipnotizadas nos quedamos oyendo hablar a esta mujer de manos verdes, con que pasión sabe extasiarnos detallando los cuidados de sus miles de rosas, los secretos que ella ha ido acumulando a lo largo de tantos años y que solo puede desvelar a vergelianas como nosotras. Hoy sabemos mucho más de semejantes flores, quizás hasta alguna de nosotras haya identificado aquella que tiene en su casa y de la cual ignoraba su real nombre, hoy con Franchesca a nuestro lado y rodeadas de verdor inimaginable entendemos el porqué del idilio de esta mujer con sus rosas hace más de veintisiete años, cuando descubrió el Empordà tan plano y empezó a cultivarlas. Ahora con los años, todo ello se ha convertido en su pasión ocupando una parte importante de su vida...
Zona de estar con una mesa y sillas junto a un manzano
Permanecemos por más tiempo en este rincón escondido al abrigo de plantas en cascada, frutales aromáticos y flores infinitas. Es lo conseguido por Franchesca después de tres décadas de cultivo de sus más de 150 variedades de rosas, algunas compradas, otras recuperadas de masías de la zona y hasta algunas descubiertas en sus largos paseos por semejante zona empordanesa. ¿No es esa la esencia de cualquier amante jardinera?. La paciencia, la constancia, el trabajo interminable y el descubrimiento donde sea de cualquier variedad que poder trasladar a nuestro mundo especial...
Solo me quedo con las ganas chicas de haber podido adentrarme en la casa de Franchesca, estoy segurísima que tendría el mismo aire fragante, bello, cambiante  y hasta algo salvaje que este jardín recorrido...
¡Feliz miércoles, hoy sin dudarlo inundado de fragancia de rosas!

21 de marzo de 2017

Una carta para enviar...

 Llevo días sin abrir esta ventana, me ha sobrevenido la nostalgia. Pensé que el día del padre no me afectaría en demasía, pero me equivoqué, me faltó ese besazo a mi padre como todos los años para expresarle ese amor inmenso, ese decirle cuanto le quiero y gritarle  con toda mi alma que padre solo hay uno. Solo pude hacerlo en silencio, dese mi interior y solo espero que haya donde se encuentre haya recibido de mi parte todo lo sentido. Pensaba no pasarme por aquí hoy, sin embargo sé que si no lo hago, no lo haré por tiempo, así que con la llegada de esta nueva primavera, os he querido hacer desde este vergel un pequeño obsequio a enviaros...
 Ya sabéis todas lo que me gustan las cartas, enviarlas y recibirlas como perfecta vergeliana. He buscado un enorme sobre blanco para meter en su interior montones de flores de colores. ¿No es esa la esencia de esta nueva estación preferida para todas?...
 No faltan adentro peonías, flores de jacinto...
Ramas verdes de acebo...
 Amarilis delicadas...
 Y orquídeas rosadas y amarillas
Me he decantado por flores artificiales, más que nada porque duran eternamente y no precisan de agua...
 Ahora necesito escribir en ese enorme sobre en blanco...
 Que quede clarísimo quien lo envía y quién lo recibe. No puede haber errores chicas...
 Fijaros...
Remitente...este vergel en la ciudad...
 Destinatario...
Todas y cada una de mis vergelianas...
 Con tanto mover el sobre de aquí para allá se ha llenado de verde musgo y hasta un pequeño capullo de rosa blanca ha quedado enganchado en él. Yo espero que mientras viaja de un lado para otro acabe finalmente abriéndose por completo...
 Toda carta como ya sabéis lleva impreso un mensaje. El mío viene expresado desde el corazón...
Os deseo un inicio primaveral en el que nada maravilloso nos falte, absolutamente repleto de solecito, cielos azules, brisa ligera, lluvias tenues y montones de flores coloridas que nos alegren el alma...
 Nos esperan por delante días más largos, ganas renovadas de hacer nuevas cosas soñadas y aunque a muchas de nosotras nos ataque la inevitable alergía, la combatiremos como sea porque es en la primavera donde las buenas vergelianas renacen del largo invierno para sentirse de verdad las auténticas reinas del mundo...
 Mi carta está escrita chicas, cerrada y lista para ser enviada. Ella tiene que recorrer montones de destinos, cruzar el gran charco, cambiar en muchos casos de idioma para llegar finalmente a todas vuestras casas. La cuelgo de mi puerta principal con una coqueta lazada...
 La cartera está a punto de pasarse por aquí y debo entregársela personalmente...
 Debo especificarle que la trate con sumo cuidado, mensaje y flores deben llegar en perfecto estado, faltaría más...
 Y mientras ella llama a mi puerta pienso lo precioso que queda semejante sobre repleto de colorido. Ya veis, es sumamente sencillo pero posee el mensaje justo de bienvenida primaveral para todas mis mujeres...
 Hoy no os toca otra chicas que estar sumamente atentas, si suena el timbre de casa debéis acudir raudas, un enorme sobre primaveral con flores desbordantes llega desde este vergel en la ciudad. Peonías, orquídeas, rosas, amarilis y jacintos, vienen a llenaros de fragancia, a despertaros los cinco sentidos y a demostraros con sus colores que la más exquisita estación, se ha instalado por fin, para quedarse por tiempo...
Feliz martes en el que debo dar la bienvenida a una nueva seguidora. Ella tiene un nombre muy acorde al sobre enviado, "Lavanda" ¿no os parece él totalmente vergeliano?...Nos cuenta que le encanta este blog repleto de miles de ideas que la llenan de inspiración. Pues debemos decirle todas que ha llegado al lugar ideal para quedarse, para comentar cuanto quiera y para conocer al grupo de mujeres más auténtico que pueda existir. ¡Bienvenida preciosa!...

18 de marzo de 2017

Jardineando...

Ayer no pude chicas, pero hoy si, hoy me planto en el mismísimo vergel para jardinear entre mis plantas de exterior...
Me coloco el delantal que me regalaron en el cursillo de orquídeas hace ya unas cuantas semanas, mirad que es poco bonito él, en verde fosforito, borde rojo y letras de total propaganda de productos jardineros...
Pero por ahora me hace el apaño que siempre me acabo llenando de tierra por todas partes, ya me compraré yo uno más vergeliano, de esos con florecillas, grandes bolsillos para los utensilios y mucho más coqueto, tal y como nos enamoran a todas nosotras...
Pues ya veis el sábado veraniego que nos ha tocado por estos lados, ideal para rellenar las jardineras, rastrillearla ligeramente y abonarla con sumo cuidado. Así que ya tengo en mis manos las herramientas necesarias para ello. La bolsa pequeña que sostengo son bolitas diminutas azules de la marca "Compo", para mi la mejor en productos para plantas, es algo más cara, pero merece la pena por la calidad que emplean en todos su productos. Las esparciré con paciencia por tooooooodasssssss mis variedades, llevan nutrientes indispensables para que tiren y florezcan ahora que ya mismo iniciaremos la primavera...
Fijaros que me ha dado tiempo de elaborar un pequeño centro de crasas dentro de una cajita de madera. Será un regalo para mi sobrina Irina, a ella le ha dado ahora por los cactus y suculentas, su madre que no es otra que mi hermana mayor, no tiene en su hogar ni una sola planta, según ella se le mueren hasta las artificiales, así que solo le deja tener aquellas especies que como éstas, no necesitan apenas cuidado...

¿Creéis que le gustará chicas?...
Le he plantado sedum palmera ya florecido en total amarillo, sedum verde colgante y una echevaría a la que ya le está brotando una vara de flores muy rojas...
También me he arrodillado bajo la jardinera larga de madera de teca, he removido su tierra, la he rellenado y esparcido bolitas de abono...
Para plantar en su interior junto con las demás especies, esas flores preciosas que asoman en rosa y blanco. ¿Ya habéis adivinado su nombre?...
Mi primera petunia de esta temporada. Ya os adelanté que hicieron su aparición en el mercado de flores, más adelantadas que de costumbre y no pude resistirme a ellas...
Como me gusta esta variedad chicas, florecen y florecen toda la primavera y el verano, con sus flores en cascada...
Son como campanillas enormes llenas de montones de colores a escoger...
Por ahora solo luce una sola de sus flores, pero fijaros en todos los capullos cerrados que la envuelven y que ya mismo se convertirán en muchas flores más...
Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, esto de las tareas jardineras agota de verdad...
Hago una pequeña pausa para dejar que los rayos del sol primaveral toquen ligeramente mi cara. Dicen que son los mejores, cuando todavía no son muy fuertes y nos aportan vitaminas para el ánimo...
Yo creo chicas que el ánimo debe desbordar en mi porque me paso muchísimas horas en esta terraza al aire libre. Por lo menos vitalidad tengo y me sobra...

Así que continúo rellenando el corazón de barro repleto de siemprevivas. Ellas se oscurecieron con el invierno y las bajas temperaturas, pero poquito a poco ya empiezan a verdear con la llegada del solecito...
Le entremezclo, sedum palmeras y alguna que otra echevaria, todas ellas de mi propia cosecha, las que se van reproduciendo por todos lados en este vergel. Ya sabéis que son fáciles de multiplicar y siempre quedan geniales cuando se plantan bien juntas y con diferentes tonalidades de verdes...
Por supuesto también tengo hueco en esta mañana para limpiar los adornos exteriores. No puede faltar mi gran mariposa blanca colgada de la Magnolia...
Y mi casita de pájaros en gris a la que le ha brotado de repente en su pequeño macetero un sedum super bonito. Lo que os digo yo de estas variedades, aparecen en todos lados cuando menos te lo esperas...
Agotada me he quedado chicas ante tanto trabajo. Me quito el delantal, dejo los sacos, la regadera, los utensilios varios... 
Para desplomarme en el sofá de ratán bajo un sol maravilloso...
Echo un vistazo a mi alrededor y me siento satisfecha del trabajo realizado con cariño y total paciencia. Todos me dicen lo preciosos que se ven siempre mis vergeles, tienen razón, pero quien diga que no necesitan casi cuidados miente. Para llegar a tenerlos floridos y verdes hacen falta muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas horas y aprendizaje. Ellos por si solos no lograrían estar ni a la mitad de bien de como están los míos y eso solo se consigue si los amas y los disfrutas como una servidora lo hace todos los días del año...
Y por supuesto siempre hay algo que te preocupa e inquieta. Yo ya me he quedado algo tristona cuando me he acercado a mi Magnolio y le he visto esas hojitas empezando a despuntar. ¿Os preguntaréis por qué, no entraría ello dentro de lo normal?. Pues no vergelianas, deberían haberle salido lo primero de todo sus enormes flores rosaceas, creo que esta primavera me quedaré sin ellas, misterios de la naturaleza...
Ah, nuevo cojín bien colorido junto a todos los demás. Lo he rescatado del armario de Celia, olvidado estaba, creo que queda perfecto con esas flores que lo conforman en rojos, amarillos y azules...
Ummmmmmmmmmm, me está dando sueñecito en este rincón paradisíaco. Ahora entiendo a mis peludos que siempre quieren tumbarse en él, pero como hoy se han ido a dar un largo paseo con Victor y Celia, me aprovecho para dejarme llevar y quitarles el puesto, ¿no os parece?...
Momento vergeliano indiscutible chicas, pequeños placeres que nos brinda el día a día y que no debemos desperdiciar por nada del mundo, así somos todas nosotras, sencillas, apañadas, jardineras, trabajadoras y amantes de cosas tan simples, como la vida misma...
Recoloco los cojines...
Vuelvo a tumbarme y os lanzo desde nuestra ventana al exterior montones de besazos, no vaya a ser que me quede dormida y me olvide de ello...
¡Pues ahí van!
Por cierto preciosas, como ya mismo estrenamos primavera he pensado que podría hacer una gran entrada con las plantas, terrazas y jardines de todas mis mujeres. Lola ya me escribió hace días al correo y me envió rincones floridos de su hogar realmente encantadores y Marta Lladó ya tienen colocadas en su cocina una escalera de plantas aromáticas que me han enamorado. Venga chicas, animaros, sé que todas tenéis esos vergeles deseando a ser compartidos para dejarnos boquiabiertas. Mi correo está abierto...
¡Feliz fin de semana para todassssssssssssssssssss!